Acompañando en los exámenes. Cinco recomendaciones

técnicas de estudio para el hogar

Técnicas de estudio para el hogar

El curso escolar va avanzando, lleva dos meses en acción y ya se acerca el final del primer trimestre. La primera evaluación, los primeros exámenes globales o trimestrales. Y sí, los momentos de tensión, nervios y discusiones en algunos hogares.

Acompañar a los hijos e hijas en época de exámenes, en muchas ocasiones, no es fácil. Y ello se debe a diferentes motivos que rodean a los menores y las situaciones que se desencadenan. ¿A qué motivos se hace referencia?

  • Cansancio por tiempo invertido en el estudio.
  • Nervios y tensión por no llegar, por no llevar bien preparado el examen, por querer conseguir una nota concreta.
  • Irritabilidad y susceptibilidad que desencadena que, en ocasiones, “salten” a la mínima.
  • Presión por parte de ellos mismos, de la familia o del centro escolar.
  • Exceso de actividades en un período de tiempo breve, ya que coinciden exámenes en un mismo día o una semana completa de ellos.

Esto son algunos motivos generales, evidentemente cada menor y familia gestiona estas situaciones de diversa manera. Sin embargo, desde Psicoeducamos consideramos fundamental seguir estos consejos para que la época de exámenes sea lo más llevadera posible en los hogares.

No preguntéis continuamente

En ocasiones, las madres y padres preguntan todo el tiempo acerca de los estudios. ¿Cuánto te queda por estudiar? ¿Cuánto te falta para terminar? ¿Cómo llevas el tema? ¿Crees que te va a dar tiempo a estudiarte todo eso?

Preguntas que en ocasiones generan más tensión y malestar en el estudiante, que desencadenan respuestas poco acertadas y conflictos con el adulto porque se sienten atacados.

Para ello, es importante tener en cuenta el siguiente consejo.

Respetad sus tiempos de descanso

Es tiempo para descansar y desconectar, no para interrogar acerca de lo que está estudiando y cómo lo lleva. Porque si se les pregunta acerca del estudio durante su descanso, sabéis qué sucede. Que no es un descanso.

Su tiempo de descanso es su tiempo de desconexión, de hablar de otros temas, de compartir con la familia otros aspectos de interés o banales, pero que no lleven asociado el estudio.

Acompañad emocionalmente

Como se ha indicado previamente, los motivos de ser una época difícil está asociado a la carga emocional. Por ello, el acompañamiento emocional es importante, escuchando cuando expresen cómo se sienten o lo que estén viviendo en esa etapa.

En ocasiones no se trata de dar soluciones mágica. Se trata de estar ahí, de escuchar, de entender, de dejar que se expresen, de no cuestionar lo que viven… Simplemente, escuchar, animar y mostrar sus puntos fuertes para avanzar y continuar.

Mostrad apoyo

“Si me necesitas aquí estoy”, “si quieres algo en concreto dímelo”, “si necesitas que te ayude en algo, solo tienes que decírmelo”.

Frases como estas pueden llegar a ser muy reconfortantes para los menores en esa etapa de estudios. No sentirse solos, saber que tienen una red de apoyo les anima y les permite estar más calmados o tranquilos.

Evitad presionar con las notas

En muchos hogares tiene mucho peso el famoso número de los exámenes, y por ello se presiona a los estudiantes. Presión en la dirección de: “esta asignatura tú puedes sacar de un 7 para arriba”, “sabes que menos de un 8 no nos sirve, porque puedes sacarlo”, “no pongas pegas de que es muy difícil el tema y sigue sacando tu media de 9”.

Este tipo de comentarios generan una presión extra, y en lugar de ayudar o motivar (que a veces se hace con esa buena intención), generan el efecto contrario. Más agobio y ansiedad por lo que ya tienen de por sí muchos menores.

De ahí que como padres y madres se ponga el foco de atención en el esfuerzo, el trabajo que están realizando. Y si pinchan un poco o bajan la nota, no dramatizar, apoyar, analizar los motivos y escuchar cómo se sienten es importante.

Desde Psicoeducamos os aconsejamos seguir estas recomendaciones durante las próximas semanas y a lo largo del curso escolar, ya que consideramos que son de gran ayuda en el día a día académico de los menores y de los hogares.

Desde Psicoeducamos sabemos de la importancia que tiene un buen acompañamiento como técnicas de estudio para el hogar. De ahí que os dejemos estos cinco consejos para comenzar a trabajarla, pero si queréis más información y una batería diversa de recursos os ofrecemos este EBOOK que encontrarás en nuestro apartado de FORMACIÓN y también nuestro servicio de PSICOLOGÍA ONLINE.

Cerrar menú
×
×

Carrito