Educación emocional en el hogar. Cinco consejos

Educación emocional en el hogar

Educación emocional en el hogar

La educación emocional es un aspecto clave en el desarrollo de las personas por las implicaciones que tiene, de ahí la importancia de atenderla desde la infancia. Cuando nos centramos en los hogares, es muy importante prestar atención a las emociones y todo lo que las rodean con los hijos e hijas.

Y es que atender a las emociones no es únicamente ver si un niño está triste, alegre, avergonzado o sorprendido. Es ir más allá, es poner nombre a esa emoción, es identificar qué nos hace sentir, cómo se manifiesta en nuestro cuerpo, es conocer de dónde surge, a qué conductas nos conduce y cómo gestionarla. Y todo esto requiere de un trabajo conjunto entre padres, madres, hijos e hijas. Trabajo diario y en el que la comunicación entre todos los miembros es la base para ello.

Para trabajar la educación emocional en los hogares, desde Psicoeducamos presentamos cinco consejos para llevar a cabo en los hogares.

Expresa tus emociones

Si queremos que los menores expresen sus emociones, es importante que los adultos las expresen inicialmente. Decir cómo nos sentimos ante una situación determinada, es un gran ejemplo para los menores. Con esto conseguimos que ellos también lo expresen en otros momentos.

Guía en la identificación emocional

Identificar las emociones, poner nombre a lo que se siente es fundamental y la base de los aprendizajes posteriores. Saber si lo que se siente es cansancio o enfado es determinante en muchos menores, ya que comprenderán por qué se siente de determinada manera y por qué desarrollan determinados comportamientos.

Orientar en ese proceso de identificación emocional es muy importante. Esto se debe a que es un proceso de aprendizaje significativo de cara a la gestión de situaciones en diferentes momentos. Identificar señales en el propio organismo ante determinadas emociones es un primer paso para poner nombre a lo sentido y vivido.

Ese proceso permitirá no solo poner nombre a la emoción surgida, sino que ayudará en la gestión posterior de la misma.

Favorece la comunicación y expresión

No se tienen que llevar a cabo interrogatorios sobre lo vivido o lo acontecido. Hay que hablar de determinados temas de manera natural y que comiencen a formar parte de la comunicación del hogar. Expresar las emociones como adulto será el primer paso para favorecer la comunicación, porque animaremos a los menores a que ellos también lo expresen.

Hay diferentes momentos del día en los que esa comunicación emocional puede formar parte. Por ejemplo en la comida o en la cena, mientras se da un paseo, ante un enfado o situación determinada. Un gran ejemplo es cuando un padre o una madre están enfadados porque el hijo no ha recogido la habitación. Expresar ese enfado, el motivo y cómo gestionarlo sin gritos o formas inadecuadas será un aspecto clave en el que ellos aprenderán.

No cuestiones ni infravalores sus emociones

Todas las emociones son válidas, todas las emociones tienen una función y todas son respetables. Por ello cuando un menor manifieste enfado, tristeza o alegría desmesurada ante situaciones, que como adulto no se consideran tan determinantes,no hay que rechazarlas.

El respeto ante lo que se siente o se vive según las situaciones es un aspecto fundamental de cara a la educación emocional en el hogar. Respetar las emociones vividas, aunque no se compartan, hablar sobre ellas y ver por qué se sienten así, será el punto de partida de aumentar la comunicación. No solo esto, dar pie a los menores a expresar lo vivido sin sentirse cuestionados es clave.

Emplea recursos diversos

Hoy día se cuentan con diversos recursos y materiales para trabajar la educación emocional en el hogar de manera natural. Contar en muchos momentos con esos apoyos genera tranquilidad a los padres y madres, ya que ven que disponen de una herramienta que les puede guiar en el proceso.

Entre los recursos que podemos encontrar hay juegos diversos, dinámicas, actividades, libros, películas, etc, adaptados a edades y características de los menores.

Desde Psicoeducamos sabemos de la importancia que tiene la educación emocional en el hogar. De ahí que os dejemos estos cinco consejos para comenzar a trabajarla, pero si queréis más información y una batería diversa de recursos os ofrecemos este EBOOK que encontrarás en nuestro apartado de FORMACIÓN  y también nuestro servicio de PSICOLOGÍA ONLINE.

Cerrar menú
×
×

Carrito